Children Staying Home Alone

Antes de dar el paso de permitir que sus hijos se queden solos en casa, asegúrese de que sus hijos y la casa misma estén dispuestos para un tiempo sin la supervisión de un adulto.

  • Establezca reglas y expectativas.
  • Proteja el hogar guardando bajo llave agentes venenosos, alcohol, armas de fuego o cualquier otro artículo que pueda representar una amenaza para sus hijos.
  • Repase los planes de escape en caso de incendio y otros procedimientos más para casos de emergencia.
  • Que sus hijos sepan cuándo y cómo usar el número 911.
  • Asegúrese de que sus hijos sepan su dirección y número de teléfono.
  • Tenga una lista de números de teléfono que incluyan cómo comunicarse con el padre, madre o tutor, con el médico, con otros parientes o personas de confianza.
  • Contacte periódicamente a sus hijos; sus hijos también deben contactar a sus padres o tutores.
  • Tenga disponible un botiquín de primeros auxilios y sepan cómo usarlo.
  • Enseñe a sus hijos quedándose solos en casa a que nunca le abran la puerta a un extraño, ni que alguien que ellos no conocen se entere, ya sea por teléfono o estando a la puerta, que están sin la supervisión de un adulto.
  • No invite amigos a casa. 
  • Mantenga puertas y ventanas cerradas con seguro.
  • No abrir la puerta.
  • No usar aparatos de calor (horno, estufa, tostador, calentador, etc.).