Home Safety

A continuación se ofrecen algunos consejos que debe tener en cuenta para que usted y su familia se mantengan seguros cuando están en casa:

  • Conteste al llamado de puertas y teléfonos para que un posible ladrón sepa que hay personas en casa.
  • Nunca le diga a una persona que llama por teléfono que usted está solo; dé la impresión de que alguien le acompaña.
  • Instale un sistema de seguridad para el hogar; asegúrese de que esté encendido antes de salir y durante la noche.
  • Vea por la mirilla, por la ventana o por el sistema inteligente de timbre para percatarse quién está afuera de la puerta; nunca le abra a nadie que no conozca.
  • Antes de permitir la entrada al personal de reparación, verifique los datos con los respectivos despachadores. Pídale a un amigo o familiar que le acompañe, o pídale a alguien que le llame para ver cómo está usted.
  • Si alguien que usted no conoce le pide hacer una llamada telefónica de emergencia, no le abra la puerta; haga usted la llamada en favor de esa persona.
  • Los niños son menos cautelosos; tenga cuidado de no dejarlos contestar la puerta ni el teléfono a una edad temprana.
  • Si cree que se ha hecho una entrada forzada en su casa, no entre; diríjase a un lugar seguro y busque ayuda lo antes posible.
  • Planifique rutas de escape y mantenga los números de emergencia colocados junto a sus teléfonos. Deben crearse dos planes de escape separados para casos de incendio, todos los que viven en casa deben conocerlos. 
  • En complejos de apartamentos, tenga cuidado en los cuartos de lavandería, en los estacionamientos y en áreas aisladas; insista que estén bien iluminadas e informe a la gerencia si tiene alguna inquietud. Use esas áreas solo cuando vaya acompañado de un amigo o vecino de confianza.
  • Nunca le revele a un extraño información sobre usted o dónde vive.
  • No indique en su buzón de correo, ni en el directorio telefónico, si usted es mujer o si vive sola.
  • Si en su vecindario o comunidad alguien se le enfrenta a usted y debe gritar pidiendo ayuda, grite "¡fuego!" Esta palabra consigue mejor respuesta de los ahí presentes. Romper un vidrio o tocar el claxon de un automóvil también puede ser eficaz.