Primer individuo en custodia de prisión estatal da positivo en la prueba COVID-19

Raleigh

Un recluso en la unidad de custodia mínima del Complejo Correccional de Caledonia, en Tillery, ha dado positivo a la prueba de coronavirus. Se trata de la primera prueba de resultado positivo al virus conocido como COVID-19, en un individuo bajo custodia en una prisión estatal de Carolina del Norte.

"Nos hemos preparado mucho y arduamente para este día", dijo Todd Ishee, Comisionado de Prisiones. "Esto no es sorpresivo y estamos siguiendo los protocolos de acción para enfermedades infecciosas que tenemos establecidos exactamente para este tipo de situación. Nuestra principal prioridad es la salud y la seguridad de nuestro personal y de los hombres y mujeres bajo nuestro cuidado."

El recluso se encuentra en aislamiento en la prisión, está siendo tratado por el personal médico autorizado asignado para la instalación. El recluso mostró síntomas de infección viral el 24 de marzo; fue puesto rápidamente en cuarentena, alejado de la población carcelaria y al día siguiente, fue examinado para la detección del COVID-19. La prueba arrojó resultado positivo esta tarde, 1o de abril. El recluso se encuentra en condición estable.

De conformidad con nuestros protocolos, se han tomado las debidas precauciones para evitar que alguna otra persona se infecte con el virus. El rastreo de personas contacto también está en marcha, a fin de identificar a las personas que pudieron haber tenido contacto con el recluso sin protección, estando a seis pies de distancia en un lapso de 10 minutos. Esos individuos serán mantenidos bajo observación y serán evaluados por COVID-19 según se justifique, de acuerdo con las pautas de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Además, de acuerdo a las pautas de los Centros CDC, la unidad mínima completa ha sido puesta en cuarentena, sin que haya movimiento de reclusos hacia la prisión o desde ésta, a menos que sea una necesidad crítica. El dormitorio de alojamiento adonde se asignó al recluso, fue puesto bajo llave, excepto por tiempo de recreación adecuadamente regulado. Los reclusos dentro de esta asignación de alojamiento recibirán comidas en su dormitorio.  Todos los reclusos y el personal reciben mascarillas para que las usen.

Se ha despachado a la prisión un envío adicional de mascarillas y otros equipos de protección personal; también se están llevando a cabo regímenes de saneamiento adicionales.

El individuo que dio positivo a la prueba es un hombre de unos 60 años. Dado el derecho a la privacidad médica y la confidencialidad de los registros de reclusos penitenciarios, el Departamento de Seguridad Pública no identificará con mayores datos al individuo.

Durante el pasado mes, los reclusos de todo el sistema penitenciario que presentaron fiebre, tos y síntomas de enfermedad respiratoria, han sido puestos en cuarentena, alejados de la población general de la prisión. Además, los nuevos reclusos del sistema penitenciario estatal, son puestos en cuarentena durante 14 días posteriores a la evaluación médica inicial, a fin de detectar posibles síntomas de COVID-19 y evitar así la introducción del virus en una instalación. Los movimientos de transporte de los reclusos se limitan sólo a movimientos ordenados por el tribunal, de alta prioridad y de atención médica. Los delincuentes transportados son examinados médicamente antes y después de subir al autobús.

Las pruebas de COVID-19 se realizan de acuerdo a las recomendaciones de los Centros para el Control de Enfermedades. La División de Prisiones de Carolina del Norte ha tomado una cantidad considerable de medidas adicionales como preparación para el surgimiento del COVID-19 en las prisiones estatales y para reducir las posibilidades de que pueda propagarse.

Tales medidas se encuentran aquí: DPS Action for Prisons.

This press release is related to: