El modelado de datos para Carolina del Norte sobre COVID-19, muestra que el distanciamiento social es necesario para retrasar la propagación y preservar la capacidad de hospitales para salvar vidas

RALEIGH

El día de hoy, un conjunto de expertos de Carolina del Norte lanzó un  pronóstico de modelado compuesto que analiza cómo el COVID-19 podría afectar a Carolina del Norte en los próximos meses. Los modelados, construidos por expertos de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, Duke University, RTI International y otros más, reforzaron la necesidad de limitar el contacto personal para retrasar la propagación de COVID-19 y para asegurar que la atención médica esté disponible para quienes la necesitan.

“Tenemos frente a nosotros decisiones que pueden cambiar la vida, y Carolina del Norte tiene la suerte de contar con expertos de clase mundial que pueden ser de ayuda a nuestro estado, a medida que continuamos luchando contra el coronavirus" expresó el Gobernador Roy Cooper. "El modelado de datos es una herramienta que nos ayuda a prepararnos para esta lucha y muestra que salvaremos vidas si nos quedamos en casa y si mantenemos nuestra distancia social en estos momentos."

 "Este modelado de datos afirma que las medidas que tomemos ahora determinarán cómo este virus impactará a Carolina del Norte en las próximas semanas y meses," expresó la Secretaria de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte, la Dra. Mandy Cohen. “Necesitamos continuar haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para que menos personas se enfermen al mismo tiempo, al mismo tiempo que se aumenta la capacidad de nuestro sistema de atención de salud para que, aquellos que necesitan atención en el hospital, la reciban. Por favor, quédese en casa ahora para salvar vidas.”

Consulte la sesión informativa completa del equipo de modelado de datos aquí modeling team's full brief.

El modelado de datos compuesto presentado hoy, encontró que las políticas de distanciamiento social con una efectividad similar a las que están actualmente en vigencia en Carolina del Norte, ayudarán a reducir la probabilidad de que el sistema de salud se sobrecargue por una escalada repentina de numerosos pacientes que presentan COVID-19 al mismo tiempo. Sin embargo, concluir toda práctica de distanciamiento social a fines de abril conduce a una "probabilidad mayor al 50% de que la atención médica intensiva y el número de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos se vean sobrepasadas... tan pronto como el día feriado de Conmemoración de los Caídos en Guerras.”

Según el modelado de datos, la escalada repentina del hospital para crear más espacio para camas, podría proporcionar algo de ayuda, pero no la suficiente para ayudar a los hospitales a satisfacer la demanda si cesaran todos los esfuerzos de distanciamiento social.
 
Si todas las prácticas de distanciamiento social se detuvieran a finales de abril, el modelado de datos estima que, para el 1o de junio, aproximadamente 750,000 norcarolinianos podrían estar infectados. Por otro lado, si se mantiene en vigencia alguna forma de distanciamiento social después de abril, esa cifra se reduce en medio millón, a un aproximado de 250,000 personas. Esto se debe a que las prácticas de distanciamiento social reducen la cantidad de personas que una persona infectará.

El grupo de expertos continúa ejecutando modelado de datos utilizando información proveniente de otros estados y países; tiene la intención de publicar más datos a medida que estén disponibles. 

Los expertos en el campo de salud de Carolina del Norte que participan en este pronóstico de modelado de datos se listan a continuación: 

•    Bradley Adams, MS. Actuario Gerente, Blue Cross and Blue Shield of NC
•    Rachael Billock, MSPH (Maestría en Ciencias de Salud Pública), Candidata a Doctorado PhD, Departamento de Epidemiología, Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill
•    Alex Breskin, PhD. Epidemiólogo Principal, NoviSci, Inc.
•    Alan Brookhart, PhD. Director Científico, NoviSci, Inc., Profesor, Facultad de Medicina Duke School of Medicine
•    Hilary Campbell, PharmD, JD., Asociada de Investigación, Centro de Políticas de Salud Duke-Margolis
•    Scott Heiser, MPH (Maestría en Salud Pública), Directivo Principal, Estrategia de Atención Médica y Gastos Médicos, Blue Cross and Blue Shield of NC
•    Mark Holmes, PhD. Profesor, Políticas y Gestión de Salud, Director, Centro para la Investigación del Servicio de Salud Cecil G. Sheps
•    Sara Levintow, PhD, MSPH. (Maestría en Ciencias de Salud Pública) Epidemióloga, NoviSci, Inc., Departamento de Epidemiología, Gillings School of Global Public Health (Colegio de Salud Pública), Universidad de Carolina del Norte UNC.
•    Pia D. M. MacDonald, PhD, MPH, (Maestría en Salud Pública) CPH Certificación en Salud Pública), Epidemióloga Principal, RTI International
•    Aaron McKethan, PhD. CEO (Director Ejecutivo) NoviSci, Inc., Profesor Adjunto, Facultad de Medicina Duke School of Medicine, Alto Miembro de Políticas, Centro de Políticas de Salud Duke-Margolis
•    Kimberly Powers, PhD. Profesora Asociada, Epidemiología, Gillings Global School of Public Health (Colegio de Salud Pública), Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

                                                                                                                                              ###
 

This press release is related to: