La Patrulla Estatal de Carreteras está por lanzar la campaña Apártese a un Lado Se busca concientizar al público sobre la importancia de la ley

Raleigh

En un esfuerzo por aumentar la concientización del público sobre la importancia de apartarse a un lado para dar cabida a vehículos de servicio público, la Patrulla Estatal de Carreteras está lanzando la campaña Apártese a un Lado un Poco/Salveguarde Mucho (Move a Little/Save a Lot), una campaña centrada en información educativa y en la aplicación de la ley estatal Apártese a un Lado (Move Over).

Desde junio, se han producido seis colisiones distintas en las que otro automovilista golpeó a un vehículo de la Patrulla de Carreteras, y donde patrulleros fueron enviados al hospital presentado una variedad de lesiones. Si bien estos accidentes podrían haberse evitado, el hecho de no apartarse a un lado fue lo que contribuyó como factor en cinco de los seis incidentes citados. En los últimos cinco años, los vehículos de 15 patrulleros han sido golpeados debido a infracciones de la ley Apártese a un Lado.

Para combatir el potencial de que ocurran futuras colisiones, los patrulleros de todo el estado mantendrán bajo observación, toda la semana, las infracciones contra la ley Apártese a un Lado que se cometan a lo largo de las principales carreteras interestatales y nacionales. La Patrulla Estatal de Carreteras también llevará a cabo una campaña en redes sociales como Facebook y Twitter, a fin de informar al público sobre los requisitos de dicha ley y sobre los peligros asociados con el incumplimiento de la ley Apártese a un Lado Esta multifacética campaña se lleva a cabo con la esperanza de lograr el cumplimiento de parte de automovilistas acercándose a vehículos de servicio público mientras se encuentran en las laterales o medios centros de las carreteras.

"Hace casi 18 años, los legisladores de nuestro estado promulgaron la ley Apártese a un Lado (Move Over Law) en un esfuerzo por dar protección a los servidores públicos mientras desempeñan sus labores asignadas," indicó el Coronel Glenn McNeill, Jr., Comandante de la Patrulla Estatal de Carreteras. "Los automovilistas deben compartir la responsabilidad de garantizar un viaje seguro para los demás, y para quienes arriesgan sus vidas día a día mientras desempeñan su servicio en  diversas profesiones de seguridad pública."

Desde 1997, más de 150 agentes de aplicación de la ley en todo el país, han sido golpeados y muertos por vehículos durante el desempeño de sus funciones. Desde los origines de la Patrulla de Carreteras en 1929, siete patrulleros han sucumbido a sus heridas luego de haber sido atropellados por otro vehículo motorizado.

En 2002, la ley Apártese a un Lado Move Over law les indicaba a los automovilistas a que cambiaran de carril, o a que disminuyeran la velocidad al rebasar a un vehículo de emergencia detenido en la carretera desplegando luces intermitentes.  En el 2012, la ley tuvo una revisión para incluir a los vehículos de "servicio público". Los vehículos de servicio público se describen como cualquier vehículo que se esté utilizando para ayudar a los automovilistas, o a los oficiales de aplicación de la ley, con vehículos destrozados o inhabilitados; o bien, como un vehículo detenido  desplegando luces ámbar, que se esté utilizando para instalar, mantener o restaurar el servicio público, incluidos el de electricidad, servicio de cable, teléfono, comunicaciones y gas.

A los automovilistas que conduzcan en una carretera de cuatro carriles, se les requiere desplazar su vehículo hacia un carril que no sea el más cercano al vehículo de emergencia o de servicio público que esté detenido o estacionado; los automovilistas deben continuar desplazándose en ese carril hasta que estén a una distancia segura del vehículo de emergencia autorizado.

Los automovilistas desplazándose en una carretera de dos carriles, deben reducir la velocidad de su vehículo, mantener una velocidad segura de acuerdo a las condiciones de tránsito, operar el vehículo a una velocidad reducida y estar preparados para detenerse hasta rebasar completamente al vehículo de emergencia autorizado, o al vehículo de servicio público.

La multa por cometer infracciones a esta ley es de $ 250 dólares, más costos judiciales. Los automovilistas pueden enfrentar cargos de delito menor por causar lesiones personales, o daños a la propiedad superiores a los $500 dólares, así como cargos de delito grave de Clasificación F por lesiones graves, o muerte, dentro del área inmediata de un vehículo de emergencia, o de un vehículo de servicio público, que esté detenido o estacionado.

###
 

This press release is related to: