La División de Prisiones suspende y consolida temporalmente algunas operaciones de las instalaciones penitenciarias debido a problemas relacionados con la COVID-19

Raleigh

Las autoridades de la División de Prisiones están consolidando algunas de sus operaciones para ayudar a mitigar el aumento de COVID-19 en Carolina del Norte y su impacto en el sistema penitenciario.

Esta medida permite la reasignación temporal del personal a las prisiones que necesitan de personal médico y de seguridad adicional para controlar los brotes de COVID.

“Estoy agradecido de que tengamos a un personal tan dedicado y trabajador ayudando a sus colegas mientras continuamos luchando contra esta pandemia, la primera en un siglo”, expresó Todd Ishee, Comisionado de la División de Prisiones. “Son unos héroes.”

La consolidación de algunas operaciones penitenciarias permite que más infractores de la ley reciban tratamiento médico dentro del sistema penitenciario, lo que reduce el estrés en hospitales que dan tratamiento a los casos de COVID-19 de quienes no son infractores de la ley en sus comunidades. Esta medida también aumenta la seguridad pública al reducir el número de infractores que deben ser transportados fuera de las cárceles para recibir tratamiento médico.

Como resultado de todo esto, se han tomado las siguientes acciones:
•    En el Centro Correccional Randolph localizado en Asheboro, se suspendieron temporalmente las operaciones el 22 de noviembre y el personal fue reasignado temporalmente a otras prisiones de la región.
•    En la unidad de custodia mínima de la Institución Correccional del Sur, se suspendieron temporalmente las operaciones el 20 de noviembre, permitiéndole al personal ayudar mejor en otras secciones de la prisión localizada en Troy.
•    En la unidad de custodia mínima de la Institución Correccional Piedmont localizada en Salisbury, se suspendieron temporalmente las operaciones el 25 de noviembre de manera que el personal pudiera dar asistencia en la unidad de custodia media dentro del complejo penitenciario.

Los infractores afectados fueron trasladados sin mayores incidentes a otras instalaciones penitenciarias con niveles de custodia adecuados.

Se aplicaron estrictos protocolos COVID-19 de transporte médico para transferir a los infractores a sus nuevas asignaciones carcelarias.

Además, los infractores fueron transportados en pequeños grupos o conjuntos; no se les mezcló entre sí y fueron puestos en cuarentena médica al llegar a sus nuevas asignaciones carcelarias, sin que tuvieran contacto con la población carcelaria general en esas instalaciones penitenciarias.

Estas medidas de consolidación de prisiones fueron necesarias debido a los brotes de COVID-19 en las poblaciones de infractores en varias cárceles estatales y debido a la necesidad de contar con personal adicional en las cárceles que manejan los brotes virales.

Es posible que sea necesario aplicar otras medidas de consolidación de operaciones penitenciarias a medida que los casos de COVID-19 en la población de Carolina del Norte continúen avanzando en la dirección incorrecta, lo que afecta aún más la capacidad de camas de hospital para infractores que necesiten atención médica avanzada debido al virus altamente contagioso y a otras enfermedades.

Este aumento registrado Carolina del Norte, combinado con los brotes anticipados de gripe estacional y la escasez existente de personal médico en las prisiones, requiere de un mayor apoyo de operaciones médicas de la División de Prisiones.

Si bien la tasa de positividad de COVID en la población de infractores de la ley sigue aproximadamente la tasa registrada en Carolina del Norte en general, el número de casos activos en la población de infractores sigue siendo bajo. Actualmente, alrededor de 560 infractores de la población de 30,300 infractores tienen casos activos del virus.

La División de Prisiones continúa examinando periódicamente al personal y a los infractores para detectar COVID-19; también sigue las directrices y los protocolos de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) y del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS).

 

This press release is related to: