El gobernador Cooper describe actualizaciones referentes a la tormenta invernal y la respuesta estatal ante COVID-19

Raleigh

El día de hoy, el gobernador Roy Cooper y el director de la División de Manejo de Emergencias, Mike Sprayberry, describieron tanto el impacto como la respuesta a la tormenta invernal ocurrida hoy, así como los retrasos relacionados con el estado del tiempo en la distribución de vacunas.

"Los retrasos en el envío de vacunas por parte del gobierno federal son algo frustrante para todos; sin embargo, los proveedores están trabajando en la programación de citas y estamos ejerciendo presión para que lleguen más vacunas a nuestro estado,” expresó el gobernador Cooper.

El clima invernal registrado a lo largo de todo el país esta semana, ha provocado demoras en los envíos de los fabricantes de vacunas a los departamentos de salud y a proveedores de servicios médicos de toda la nación. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS) se mantiene en comunicación con los Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y con proveedores a fin de ofrecer la mayor información posible referente a cuándo llegarán nuevos envíos de vacunas para que las citas se puedan reprogramar.

Hasta la fecha, Carolina del Norte ha administrado casi dos millones de dosis de la vacuna; el estado continúa avanzando hacia la equidad en la distribución de vacunas. La semana pasada, el 23% de las dosis fueron administraron a personas de raza negra de Carolina del Norte, frente al 13% de hace cinco semanas.

Los efectos de la tormenta de hielo ocurrida hoy se estaban dejando sentir más significativamente en los condados de la zona norte y oeste. Hacia la 1:35 pm del jueves, las compañías de servicios públicos de Carolina del Norte reportaron casi 23,000 cortes de electricidad ocurridos en todo el estado, los cuales se debieron en gran medida a una acumulación de hielo que derribó árboles y cables de electricidad. Cuadrillas adicionales de servicios públicos adicionales ya están trabajando para restablecer la electricidad lo más rápido posible.

El miércoles, el gobernador Cooper declaró Estado de Emergencia y otorgó exenciones de transporte para ayudar a acelerar el restablecimiento de electricidad. El gobernador también ha autorizado la activación de 40 elementos de la Guardia Nacional para dar soporte a las labores de remoción de árboles caídos y de escombros.

El director de la División de Manejo de Emergencias, Mike Sprayberry, solicitó a los habitantes que se abstuvieran de llamar al 911 para reportar cortes de electricidad, que más bien los reportaran directamente a las compañías de servicios públicos. Además, él ofreció una regla crucial de seguridad en caso de que se vaya la luz: No opere un generador de electricidad ni una parrilla de gas dentro de su vivienda ni en la cochera, ya que esto provoca la acumulación de monóxido de carbono, el cual es mortal. 

El Gobernador agradeció al personal de respuesta inicial, a las autoridades de manejo de emergencias, a las fuerzas del orden, a los trabajadores de servicios públicos y otras personas más quienes trabajan respondiendo en todo el estado ante la tormenta. 

"Todos ellos han trabajado incansablemente para ayudar a que los demás estén a salvo; ya han comenzado a reparar los daños”, señaló el gobernador Cooper. “Estoy agradecido por su capacidad de resiliencia".

El jueves por la noche y hacia el viernes por la mañana, las temperaturas caerán por debajo de cero; la humedad persistente se volverá a congelar, lo que crea condiciones peligrosas en carreteras. Las condiciones mejorarán el viernes, ya que las temperaturas subirán por encima del punto de congelación en todo Carolina del Norte.

Ante períodos de lluvias que van de moderadas a intensas, las cuales se espera ocurran el jueves por la tarde y en la noche, la amenaza de inundaciones repentinas aumentará en la mitad de la zona este de Carolina del Norte; actualmente tal zona se encuentra bajo estado de vigilancia por inundación repentina. Los niveles de los ríos continuarán elevándose; se espera que dos ubicaciones alcancen a la etapa de inundación significativa: el río Tar, en Greenville y el río Lumber, en Lumberton. 

Para obtener la última información de la red estatal de más de 500 medidores de niveles de ríos, arroyos y costas referentes a inundaciones, visite: https://fiman.nc.gov

###

 

This press release is related to: