Ha abierto el período de solicitud a N.C. HOPE, programa que ofrece a norcarolinianos luchando por recuperarse de la pandemia, asistencia para pago de alquiler y servicios públicos

Raleigh, NC

 
El día de hoy, el gobernador Roy Cooper y la directora de operaciones de la Administración para la Recuperación y Resiliencia de Carolina del Norte (NCORR), Laura Hogshead, compartieron una actualización sobre el proceso de solicitud para el Programa de Oportunidades de Vivienda y Prevención de Desalojos de Carolina del Norte (HOPE). El programa ha abierto un segundo período de solicitud para proporcionar asistencia a aquellos inquilinos de ingresos muy bajos que atraviesen por dificultades económicas debido a COVID-19. El programa HOPE ofrece asistencia para el pago del alquiler y servicios públicos con el fin de evitar desalojos y desconexiones a los servicios.

“Insto fuertemente a los propietarios arrendadores y a las empresas de servicios públicos de nuestro estado a que tiendan una mano a sus comunidades y participen en estos programas, de forma que podamos mantener a las personas en sus viviendas y con las luces encendidas”, dijo el gobernador Cooper. “Me enorgullece que Carolina del Norte esté tomando medidas para dar apoyo a las familias que lo necesitan conforme vamos saliendo de esta pandemia”.

El Programa HOPE actual ofrece servicios a inquilinos de ingresos muy bajos localizados en 88 condados de Carolina del Norte. El término ingresos muy bajos se define como una cifra menor o igual al 50% del ingreso promedio del área perteneciente al condado donde resida un determinado inquilino. Doce condados adicionales y cinco gobiernos tribales han recibido dinero directamente del gobierno federal para operar sus propios programas.

En las últimas dos semanas, más de 8,000 personas han solicitado asistencia económica y, a la fecha, se han otorgado $9.5 millones de dólares.  Los pagos comenzaron a emitirse el 1o de junio, ya se han enviado por correo 924 cheques que suman un total de $1.1 millones para ayudar a norcarolinianos en necesidad. Se espera que los pagos continúen realizándose de manera continua todos los días hábiles. Los solicitantes anteriores que ya han recibido ayuda pueden volver a presentar una solicitud si aún necesitan obtener asistencia.

El otoño pasado, Carolina del Norte lanzó inicialmente el Programa HOPE utilizando fondos federales flexibles de la Ley CARES para mantener a las personas de bajos ingresos, luchando durante la pandemia, dentro de sus viviendas y con los servicios públicos funcionando. En total, el programa otorgó $133 millones de dólares a más de 36,000 solicitantes. Posteriormente, el Congreso reconoció la necesidad excepcional de otorgar asistencia para pago del alquiler y servicios públicos, por lo que aprobó fondos adicionales en los dos proyectos de ley de estímulo, incluyendo el Plan Norteamericano de Rescate.

“En anticipación a la apertura de este segundo período de solicitud, se han simplificado los procesos del programa HOPE para asegurar que las personas obtengan asistencia lo más rápidamente posible”, expresó Laura Hogshead, directora de operaciones de NCORR. “Nuestro objetivo es continuar proporcionando estabilidad de vivienda mientras nuestro estado se recupera de los efectos de la pandemia”.

Los detalles completos sobre el Programa HOPE, incluyendo datos sobre cumplimiento de criterios, beneficios y acceso a una solicitud en línea, están disponibles visitando la página web haciendo clic aquí. Los solicitantes que no puedan acceder al sitio web, pueden llamar al 1-888- 927-5467 (1-888-9ASK-HOPE).

El día de hoy, la Secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS), Dra. Mandy K. Cohen, también se unió al Gobernador y presentó una actualización acerca de los esfuerzos de vacunación del estado contra COVID-19. Como parte de su esfuerzo continuo para vacunar a más norcarolinianos y traer de regreso el verano de manera segura, el Depto. NCDHHS está ofreciendo en sitios seleccionados de vacunación tarjetas de verano con un valor de $25 dólares, para compensar por el tiempo y costos de transporte de vacunarse.

A la fecha, en Carolina del Norte se han administrado más de 8.3 millones de dosis; el 54.3% de los adultos están parcialmente vacunados; el 49.2% de los adultos están vacunados por completo y 79.9% de la población mayor de 65 años ha sido vacunada parcialmente.
 
 
###

 

This press release is related to: