Seguridad en Carreteras

Cars in a traffic jam on the highway

Sujete todos los artículos sueltos que haya en su automóvil, incluyendo las mascotas.

Si un vehículo viaja a 55 millas por hora y se detiene abruptamente, cualquier cosa que esté suelta continuará a la misma velocidad dentro del vehículo, convirtiéndose en un proyectil peligroso.

Manténgase alejado de carreteras e intersecciones inundadas.

Quizá pueda perder el control de su vehículo entre varias pulgadas de agua, su vehículo podría ser arrastrado en menos de un pie de nivel de agua. A menudo, las inundaciones repentinas causan muertes cuando los automovilistas intentan conducir en secciones de carreteras inundadas. Si no puede ver las marcas en la carretera, no conduzca en el agua.

Siempre lleve puesto el cinturón de seguridad.

Es la ley. Los cinturones de seguridad salvan vidas y reducen lesiones. Las bolsas de aire están diseñadas para funcionar conjuntamente con el cinturón de seguridad; de lo contrario, la bolsa de aire podría golpearle el pecho con la misma fuerza de un bate de béisbol.

Prevenga lesiones de cuello.

Configure también los reposacabezas de su vehículo. Fíjelos a un nivel tan alto como la parte superior de las orejas, y lo más cerca posible de la cabeza.

No conduzca soñoliento.

Prepárese para poder conducir en carretera. Antes de un viaje, trate de dormir por lo menos siete horas durante dos noches consecutivas; para mantenerse alerta, debe tomar un descanso cada dos horas, o cada 100 millas.

Cuidado con los conductores ebrios.

Cuídese de conductores que traspasan la línea central, que hacen giros amplios, que entran y salen de carriles, que conducen demasiado lento o demasiado rápido,  que se pasan los semáforos en rojo o que conducen de noche sin encender los faros delanteros.

Tenga las manos libres.

Evite distracciones utilizando en el vehículo tecnología incorporada, o compre una base de teléfono poco costosa. Deje que otro pasajero sirva de copiloto y le ayude en el viaje por las carreteras. Desde diciembre de 2019, la ley de Carolina del Norte prohíbe el uso de teléfonos celulares a menores de 18 años de edad, también prohíbe usar celulares al conducir un autobús escolar y se prohíbe enviar mensajes de texto al conducir un vehículo.

No sea un curioso.

"Curiosear" es conducir lentamente cerca de un accidente para mirar y quedarse a observar. Conduzca por el lugar de los hechos a una velocidad segura y mantenga la vista en la carretera, no en el accidente.